downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Noticias

DECLARACIÓN: ¿Qué está pasando con la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) 2020?

ComunidadMujer merlin_146423337_41bad959-2 Institucionales Mujer y trabajo Noticias Noticias destacadas

>> ADHIERE A LA DECLARACIÓN AQUÍ

A la fecha, no se ha dado cuenta pública sobre la postergación de la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) 2020, a cargo del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la segunda a nivel país después de la realizada el 2015. Esta encuesta mide el tiempo utilizado en las actividades diarias de un grupo representativo de la sociedad en términos de horas y es, por lo tanto, crucial para analizar una de las desigualdades más estructurales que afectan a las mujeres: la marcada carga de trabajo doméstico y de cuidado realizados mayormente dentro del hogar. Sin datos de calidad y actualizados que reflejen la magnitud y la composición del trabajo no remunerado realizado, es imposible pensar en políticas públicas que permitan superar este peso injusto que recae sobre la mayoría de las mujeres del país.

Desde el Portal de Transparencia se ha recibido información poco clara. Por un lado negaron responder a la solicitud de información respecto a la realización de la ENUT 2020, argumentando que no es parte de sus competencias; y por otro, dan a entender que se realizará en 2021, debido a las restricciones presupuestarias impuestas por la contingencia sanitaria. La incertidumbre frente a esta situación, y a la posibilidad de nuevas postergaciones, amerita poner las alertas en la discusión pública, solicitando claridad a las autoridades respectivas sobre el estado del proyecto de la ENUT 2020, en especial dentro del contexto de la pronta discusión sobre la Ley de Presupuestos 2021.

Si bien es entendible que, dada la crisis sanitaria, económica y social derivada del COVID-19, existan cambios en las prioridades presupuestarias, suspender esta encuesta va en contra de los compromisos adquiridos nacional e internacionalmente, de las demandas del movimiento feminista y del avance de políticas públicas efectivas que permitan cerrar las brechas de género que enfrentan las mujeres. Esto es especialmente preocupante en el contexto actual de la pandemia, donde las medidas de confinamiento y la precarización de los empleos han incrementado sustantivamente la carga de trabajo doméstico y de cuidados, como han indicado diversos estudios. Es necesario que tales resultados sean validados a nivel nacional y bajo la rigurosidad estadística del INE.

Particularmente en este momento, es primordial contar con datos que permitan analizar cómo los hogares están distribuyendo esta mayor carga de trabajo y cómo se relacionan con las obligaciones del trabajo remunerado, especialmente frente a la disminución drástica de la participación laboral de las mujeres. Es probable que las restricciones que han incrementado el trabajo en el hogar nos acompañen por bastante tiempo, generando cambios profundos en la organización de los hogares, la educación de niños, niñas y adolescentes, y el mercado laboral. Esto hace aún más relevante contar con datos de calidad que nos permitan estudiar estos cambios de forma seria y apoyar el diseño de políticas públicas eficaces en atender las necesidades de las mujeres del país y disminuir las desigualdades de género.

Por todo lo anterior, solicitamos al Ministerio de la Mujer y Equidad de Género y al Ministerio de Economía (a cargo del INE), la entrega de información precisa sobre el estado de la ENUT 2020, asegurar su pronta ejecución a través de su incorporación en el presupuesto 2021 y elaborar un plan de trabajo para analizar y enfrentar las profundas desigualdades de género en el trabajo doméstico y de cuidados. Esto debe ser entendido como parte de un compromiso del Estado con la situación de las mujeres, en particular, con la medición del uso de tiempo, la generación de políticas públicas de reducción y redistribución del trabajo doméstico y de cuidados, y su reconocimiento como parte vital del proceso de reproducción económica y social del país.

Puedes adherir a esta carta como persona natural o a nombre de una organización. En ambos casos, es necesario que ingreses un nombre y un correo electrónico.

¡Muchas gracias por apoyar esta petición y por ayudar a difundirla!

ORGANIZACIONES IMPULSORAS:
ComunidadMujer; Observatorio de Políticas Económicas – OPES; Cooperativa de Economía Feminista Desbordada; Observatorio de Género y Equidad; Abofem; Juntas en Acción; Fundación CulturaSalud / EME; Directiva Asociación Red de Investigadoras; Red de investigación en interseccionalidad, género y prácticas de resistencia; Estudios Nueva Economía; Corporación Descentralizadas; Frente Feminista Convergencia Social; Comisión de Mujeres Partido Comunista; Asociación Yo Cuido; Enclave Feminista Janequeo; Magíster en Estudios de Género y Cultura, mención en Ciencias Sociales, Universidad de Chile; Frente de Mujeres Progresistas Tati Allende; Fundación Crea Equidad.