downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Noticias

ONU-Mujeres: ¿De qué estamos hablando?

Hace pocos días la ex Presidenta chilena Michelle Bachelet fue presentada a la comunidad internacional como quien encabezará la nueva agencia de la Organización de las naciones Unidas (ONU) para la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer: ONU-Mujeres.

ComunidadMujer bachelet2 Noticias Noticias destacadas

Pero, ¿de qué trata esta nueva entidad?

En julio pasado, en una decisión histórica y por unanimidad, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió crear una nueva instancia encargada de acelerar el mejoramiento de la condición de las mujeres y niñas en el mundo. Esta comenzará a operar en enero de 2011.

ONU-Mujeres es el resultado de años de negociaciones entre los Estados Miembros de la ONU y los defensores del movimiento mundial de mujeres. Es también parte de la reforma de la ONU, toda vez que junta recursos y mandatos para lograr mayor impacto.

Bajo el nombre de ONU-Mujeres, la instancia -que contará con un presupuesto inicial de $500 millones de dólares- fusiona y continúa el trabajo de cuatro componentes del sistema de la ONU: la División para el Adelanto de la Mujer (1946); el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer (1976); la Oficina del Asesor Especial en cuestiones de género (1997); y el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (1976).

Con esto se pretende terminar con la fragmentación y duplicidad que sufría el trabajo de la ONU en el ámbito de las políticas y programas dirigidos a la mujer.

Para la ONU, “la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer no sólo es un derecho básico, sino que su logro tiene enormes ramificaciones socioeconómicas. Fortalecer a las mujeres da un impulso a las economías florecientes, a la productividad y al crecimiento”.

Se espera que ONU-Mujeres sea un defensor dinámico y fuerte de las mujeres y de las niñas, otorgándoles voz en los ámbitos mundial, regional y local. Mejorará -no reemplazará- los esfuerzos de los demás componentes del sistema de la ONU (como UNICEF, PNUD y FNUAP) que seguirán siendo responsables de trabajar en pro de la igualdad de género y del empoderamiento de las mujeres en sus áreas de idoneidad.

El organismo tendrá otras dos funciones: de apoyo a las entidades intergubernamentales como la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en su formulación de políticas y estándares y normas mundiales, y de asistencia a los Estados Miembros para implementar esos estándares, dando cuando sea necesario el apoyo técnico y financiero adecuado para ayudar a los países que lo soliciten, así como para establecer alianzas eficaces con la sociedad civil. También ayudará al sistema de la ONU a rendir cuentas de sus compromisos en materia.

Bachelet debuta al mando de ONU-Mujeres

Esta semana Michelle Bachelet realizó su primera rueda de prensa al frente de ONU-Mujeres. En la ocasión, la ex mandataria indicó que sus prioridades estarán orientadas a combatir la mortalidad materna, favorecer la emancipación económica y alertar sobre las violaciones a los derechos humanos de las mujeres. Para esto, aseguró, presionará muy duro, sin perder la prudencia y fijando objetivos realistas.

Según Bachelet, “la guerra contra la violencia hacia las mujeres incluye, por supuesto, el combate contra el tráfico de mujeres y la violación, que padecen en gran escala los países en conflicto”.

Luego, indicó que su segunda prioridad será “actuar contra las consecuencias de la crisis” ya que “en la actualidad el acceso al trabajo es muy desigual entre hombres y mujeres”, puntualizando que según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “el desempleo entre las mujeres aumenta más rápido que entre los hombres”.

Pese a que dijo que la experiencia chilena puede ser útil para otros países, aclaró que no se basará sólo en ella, sino que estudiará todos los casos, países y regiones, para generar el apoyo específico que permita mejorar las condiciones de cada uno.

Respecto de violencia intrafamiliar, uno de los principales problemas de Latinoamérica, la secretaria general adjunta dijo ser partidaria de “un castigo suficiente para que tenga un efecto demostración”.

Finalmente, Bachelet indicó que tiene pensado ampliar la presencia de esa agencia del organismo mundial presente en 80 países.