downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Noticias

Paulina Bocaz: Promover vocaciones científicas en las niñas

ComunidadMujer paulina-bocaz

Columna de opinión escrita por Paulina Bocaz, representante de Associated Universities Inc. Observatorio Radioastronómico Nacional de EE.UU. (AUI/NRAO) en Chile y líder de PROVOCA.

Fuente: El Mercurio

Promover vocaciones científicas femeninas es urgente por razones de equidad de género, pero también porque la diversidad en todas sus expresiones enriquece la ciencia. Los equipos de trabajo diversos toman decisiones más informadas, son más creativos y tienen mejor desempeño. Si, como sociedad, no nos preocupamos de incorporar y retener más mujeres en las ciencias estamos desaprovechando el talento de la mitad de nuestra población.

A pesar de los avances en la matrícula universitaria global de mujeres, Chile está muy rezagado en participación de mujeres en carreras científicas en comparación no solo con los países que forman parte de la OCDE, sino también a nivel latinoamericano. Actualmente, siguen existiendo carreras feminizadas tales como la educación, salud y servicios sociales, y otras masculinizadas como las ingenierías. Esta segregación no solo no da señales de cambio, sino que ha tendido a empeorar en la última década. Si a esto le sumamos el hecho de que se pierde talento femenino a medida que avanzan las carreras científicas, nos encontramos con una representación muy disminuida de mujeres en los puestos académicos y directivos de estas disciplinas.

Esta inquietud y desafío a nivel país, inspiró a que un grupo de líderes en observatorios astronómicos y educación generaran en 2018 una experiencia de modelos de rol que convocó en un mismo espacio a destacadas profesionales de las ciencias, tecnología e ingenierías, y a niñas de 8vo básico a 3ero medio. La emotiva experiencia se materializó en una serie web, que el pasado 28 de marzo debutó en el canal YouTube de AUI/NRAO Chile con relatos de vida de estas profesionales, quienes sortearon diversas dificultades para llegar donde están hoy en día, y de niñas que sueñan y se apasionan con las ciencias. Bajo el lema “Promovamos Vocaciones Científicas”, AUI/NRAO –socio norteamericano de Observatorio ALMA– junto a Fundación Belén Educa se unieron para impulsar la campaña PROVOCA. Asimismo, de la mano de la Universidad de Concepción, Universidad de Antofagasta y Universidad Católica del Norte, se replicará la actividad en espacios académicos de regiones, aprovechando a referentes femeninos locales.

La situación actual es resultado de experiencias de vida que desmotivan a las niñas en las ciencias desde temprana edad. Las niñas y jóvenes enfrentan estereotipos y sesgos que dificultan su participación y persistencia. Las expectativas de padres y profesores juegan un papel decisivo en la percepción de autoeficacia en áreas como las matemáticas, donde los cánones establecidos asocian el talento y la inteligencia a los niños y el esfuerzo y estudio a las niñas. Si bien los resultados del SIMCE en ciencias y matemáticas son parejos hasta 4to básico, ya en 8vo se evidencia una brecha de género que aumenta en el tiempo. Chile es uno de los países de la OCDE con mayor brecha de género según resultados de la prueba PISA aplicada a jóvenes de entre 15 y 16 años.

¿Qué podemos hacer al respecto? Los cambios culturales se dan lentamente, pero toman fuerza si muchos actores empujan en la misma dirección. En ese sentido, para revertir la baja presencia de niñas, jóvenes y mujeres en las ciencias es preciso que todos asumamos un grado de responsabilidad. Desde los padres, a los educadores, encargados de políticas públicas, universidades, lugares de trabajo y medios de comunicación, todos pueden contribuir al cambio. PROVOCA es un llamado a visibilizar los modelos de rol femeninos para demostrar que sí se puede tener una carrera científica y compatibilizar profesión con vida personal y familiar, además de perseguir tantos otros sueños que no tienen barreras. La clave está en la diversidad y el valor que agrega a espacios sociales, educacionales y laborales… el ser mujer.