downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Noticias

Cristina Bitar “Las nuevas candidatas parecen una foto más cercana al país que las actuales legisladoras”.

ComunidadMujer cristina-bitar-746x373

Fuente: La Segunda

El debut de la Ley de Cuotas en las próximas elecciones al Congreso tuvo a los partidos de cabeza buscando mujeres para llenar sus cupos. Según los datos de www.candidaturaschile.cl, a una semana de la inscripción, sólo cuatro partidos cumplían con el 40% requerido. Era esperable que finalmente llegaran a la meta, pero la evidencia muestra lo difícil que fue para los partidos encontrar suficientes mujeres.

La Ley de Cuotas demoró varios años en ser aprobada. Algunos incluso, ignorando toda la evidencia internacional, mencionaban que las mujeres no tenían barreras para poder optar a cargos de elección popular. La verdad es que el costo personal de una candidatura es más alto para muchas mujeres, pues implica sacrificar vida familiar, que sigue siendo culturalmente nuestra responsabilidad.

Pero no sólo queremos a más mujeres por el hecho de serlo, sino que también porque es muy importante que haya representación descriptiva entre los que ocupan cargos y sus representados. Es decir, que nuestro Congreso se parezca cada vez más a la realidad del país.

Hoy hay 19 mujeres en la Cámara, que representan a un 16% de los diputados, muy lejos del 52% de mujeres en la población o del 42% de candidatas inscritas para las elecciones de noviembre (gracias a la Ley de Cuotas). Pero no sólo hay una diferencia en números. El proyecto Candidaturas Chile, formado por la Queen Mary University of London y la Universidad Andrés Bello, lleva semanas recopilando datos personales de las mujeres al Congreso, y muestra una película más acabada.

El promedio de edad de las diputadas es de 45 años. Cinco de ellas son abogadas, tres tienen profesiones relacionadas con la biología, dos son médicos y otras dos cientistas políticas. Todas tienen educación universitaria y seis de ellas (32%) tienen estudios de posgrado.

En el caso de las nuevas candidatas, el promedio de edad se acercaría a los 50 años. El 3% tiene un nivel de estudios equivalente a educación media, el 61% educación universitaria completa y, de éstas, el 37% realizó algún posgrado. Cuando miramos sus ocupaciones, el 24% estudió Derecho, el 10% tiene estudios completos en Ciencias Sociales, el 5% son ingenieras, otro 5% son profesionales de la salud (médicos, enfermeras, etc.), el 2% estudió Arte o Arquitectura, el 9,3% hizo una carrera en Administración o Comercio, el 12% carreras relacionadas a la Educación o Pedagogía, y el 47% otro tipo de carrera profesional, principalmente Periodismo y asistente social.

Es decir, las nuevas candidatas parecen una foto más cercana al país que las actuales legisladoras. Obviamente, ello no asegura que esas proporciones lleguen a Valparaíso en marzo, y es poco probable que tengamos un 40% de parlamentarias. Pero al menos estamos viendo más mujeres, de diversos orígenes y trayectorias, dispuestas a asumir el difícil camino de convertirse en representantes, y eso es ya una muy buena noticia.