downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Noticias

Cecilia Sepúlveda, primera decana de Medicina de la Universidad de Chile

ComunidadMujer 220

*Fuente: El Mercurio

Aunque cuando Cecilia Sepúlveda entró a estudiar Medicina el acceso femenino a la carrera había dejado de estar limitado, al egresar se encontró con que había diferencias: “era muy común -y todavía- que los médicos de más edad trataran de doctorcita o mijita”. Un profesor se lo dejó claro: si tenía que elegir entre dos postulantes a un puesto, elegiría a un hombre, por las “posibles complicaciones” derivadas de la maternidad. Hoy cree que nadie rechazaría una buena profesional por su género.

-Las mujeres somos más empáticas, nos damos tiempo para conversar con el paciente, sin caer en la condescendencia ni minimizarlo como persona.

Cecilia Sepúlveda proviene de una familia de clase media que emigró de Iquique a Santiago a mediados de los ’50s. En los años ’70s partió al exilio a Francia con su marido. En la Universidad Pierre et Marie Curie de París, Cecilia se especializó en inmunología. Su regreso, en la década del 80, coincidió con la explosión mundial del VIH-sida.  La doctora Sepúlveda fue una de las primeras especialistas en tratar a estos pacientes -recuerda que todos sus colegas eran hombres- y desde un principio asesoró la formulación de políticas públicas en la materia. Recuerda que “había muchos mitos infundados”, y algunos médicos evitaban a estos pacientes, derivándolos a otros hospitales, pero ella seguía atendiéndolos en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

Fue elegida decana por dos períodos, entre 2006 y 2014, en la misma Facultad de la que egresó la primera mujer profesional de Chile (Eloísa Díaz). Antes fue la primera vicerrectora de asuntos académicos de la Universidad de Chile.

-Fue un  honor, por la oportunidad de contribuir a la enseñanza de la Medicina. Introdujimos cambios curriculares en las ocho carreras de la Facultad para fortalecer la ética médica y dar importancia al trato al paciente.

Aunque para el resto de los decanos del Consejo Universitario fuera algo raro que llegara una mujer, señala que “siempre fueron muy deferentes conmigo”. La doctora Sepúlveda participó como la primera candidata a rectora en la elección de 2014, donde fue elegido su colega Ennio Vivaldi. Cree que el que una mujer logre llegar a ese puesto “todavía está dentro de las posibilidades no tan presentes”, porque la carrera académica para las mujeres es más difícil y por ende son clara minoría, pero “es cuestión de tiempo que aparezca un liderazgo que permita que las mujeres lleguemos a la rectoría”.