downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Opinión

Columna: Mujeres y mercado laboral en el Chile del Bicentenario

Publicado por ComunidadMujer en Empresas y emprendimiento , Género y educación , Liderazgo , Mujer y trabajo , Fecha 26 octubre , 2010

*Por Nicole Nehme Z., socia del Estudio FerradaNehme y consejera de ComunidadMujer. Publicada en la última edición de la Revista America Economía.

Los datos del Índice de Competitividad Global 2010-2011 del World Economic Forum presentados recientemente son elocuentes. Uno de los factores en los que Chile está por lejos peor rankeado es el de la participación femenina en el trabajo: figura en el lugar 110 entre 139 países. No es irrelevante considerar que, en promedio, se ubica número 30 dentro del conjunto.

El resultado no sorprende. Aunque seis de cada diez egresados universitarios son mujeres, su participación en el trabajo está lejos de ser proporcional a esa realidad. La reciente encuesta Voz de Mujer Bicentenario, de ComunidadMujer, revela que, aunque la participación femenina en el ámbito laboral ha crecido, es desigual, en muchos casos precaria y se efectúa desde la informalidad.

Reconstrucción y capital social: aprovechemos los recursos disponibles

Publicado por Isabel Urzúa en Fecha 21 septiembre , 2010

Aunque para muchos sea un tema pasado, estos días hemos sido testigos de muestras claras que indican que el país sigue en plena reconstrucción, a propósito de las devastadoras consecuencias del terremoto y maremoto del 27 de febrero. Y continuaremos desarrollando esta tarea por varios años más. Sabemos, por ejemplo, que las consecuencias del huracán Catrina en Estados Unidos han sido recién superadas, cinco años después.

Si la tarea es tan grande no podemos darnos el lujo de olvidar este tema y menos desaprovechar los recursos existentes en las localidades, tanto públicos como privados, para sacar adelante al país. Tenemos en las manos una gran oportunidad para reconstruir entre todos y, en el proceso, fortalecer las relaciones de confianza, la solidaridad, las redes de apoyo, la reciprocidad y las normas compartidas; en otras palabras, el capital social.

Existen múltiples experiencias de participación y trabajo en grupos u organizaciones que se preocupan por mejorar la calidad de vida de sus comunidades. En Recoleta, Pedro Aguirre Cerda, La Cisterna, Arica, Pomaire, Nogales y Lumaco, así como en todas las comunas a lo largo de nuestro país, hay chilenos y chilenas que comprenden que deben superar su aislamiento y aportar en el mejoramiento de las condiciones de vida de niños, jóvenes, mujeres, hombres, adultos mayores, enfermos y la comunidad toda.

Bachelet contra el machismo mundial

Publicado por Alejandra Sepúlveda en Institucionales , Fecha 16 septiembre , 2010

La ex Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, fue presentada el martes a la comunidad internacional como jefa de la nueva agencia de la ONU para la igualdad entre los géneros, conocida ya como “ONU-Mujeres”.

Cuatro años demoraron las negociaciones entre los países miembros para dar luz verde el pasado 2 de julio a una entidad necesaria, que debió llegar mucho antes y que tendrá un status similar al de la Unicef: contará con autoridad, voz y asiento en el comité de dirección de Naciones Unidas, y el mandato claro de acabar con la actual fragmentación y duplicidad del trabajo que lleva realizando la ONU en el ámbito de políticas y programas dirigidos a la mujer, asumiendo un “liderazgo dinámico”, que logre mayor eficacia.

Bachelet cuenta de sobra con los atributos para asumir este desafío y los chilenos y chilenas, más allá de cálculos políticos pequeños, debiéramos sentirnos muy bien representados por el liderazgo que ella asumirá en Naciones Unidas.

Luces y sombras del debate sobre protección a la maternidad

Publicado por Esperanza Cueto en Fecha 27 agosto , 2010

Finalmente se cumplió el plazo y la Comisión Mujer, Trabajo y Maternidad entregó su informe final. Al contrario de lo que esperaban algunos sectores, la comisión se abocó a realizar propuestas que en sus principios desligaran la maternidad de la contratación de mujeres; garantizaran el mejor cuidado de los hijos e incentivaran una mayor corresponsabilidad en el cuidado y crianza. Todo ello, sin pronunciarse por una opción única respecto del tema estrella: la extensión del postnatal. No haber cumplido con esta expectativa, sin embargo, no le resta relevancia a un informe que intentó abordar de manera integral el actual sistema de protección a la maternidad imperante en Chile.

En este sentido, constituiría una innovación para la legislación actual que la extensión objeto de debate se concrete bajo la forma de “permiso parental”, tal como lo propuso la comisión. Ello supone reconocer que tanto el hombre como la mujer pueden asumir la responsabilidad de la crianza del recién nacido sin exclusiones. Sin embargo, a pesar del cambio sugerido, se perdió una oportunidad única de proponer un período de permiso parental a ser tomado de manera exclusiva por el padre, lo que definitivamente habría sido una señal clara hacia un nuevo modelo social basado en la corresponsabilidad.

Si de promesas de campaña se trata…

Publicado por Esperanza Cueto en Fecha 27 agosto , 2010

Sorprenden las opiniones que en estos días hemos conocido de parte de un grupo de parlamentarios respecto de la posibilidad de dar a las familias chilenas un permiso parental adicional al actual posnatal materno de 12 semanas. No obstante ser ésta una propuesta de avanzada, vemos cómo este grupo de legisladores la menosprecia.

La creación de un permiso parental, impulsada por varias organizaciones que promovemos la equidad de género y reconocida por la Comisión Mujer, Trabajo y Maternidad a través de su informe final, es un intento de acercamiento serio a una de las discusiones más profundas en la que nos debatimos como sociedad. Decimos querer equidad, defender la igualdad de derechos y deberes de las personas, y no hay candidato presidencial que no haga estas promesas en campaña.

También decimos aspirar a combatir y a superar la pobreza, que afecta sobre todo a las mujeres de nuestro país, y sin embargo caemos en la contradicción de querer imponerles a las madres de Chile la obligación, por ley y de manera irrenunciable, de quedarse siete meses y medio en su casa para “amamantar a sus hijos”, sin tomar en cuenta que ello constituye una limitación a su libertad individual y un freno a su autonomía.