downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Opinión

COLUMNA: Más que un saludo a la bandera

Publicado por Mercedes Ducci en Género y educación , Liderazgo , Mujer y política , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 15 agosto , 2019

Por Mercedes Ducci Budge, presidenta de ComunidadMujer

Queremos una democracia donde la ciudadanía esté mejor representada y donde quepan las diversas experiencias en temas clave como educación, salud, empleo, pobreza y tantos otros que, sabemos, afectan a las mujeres de manera distinta. Queremos, sobre todo, que los espacios se abran y que las niñas sepan que hay un lugar para ellas en la diversidad de ámbitos donde decidan cumplir sus sueños y aportar a la sociedad.

Se vuelve a discutir una ley de cuotas en política mientras, paralelamente, se está cambiando el nombre de la Cámara Baja a Cámara de Diputados y Diputadas: dos procesos importantes y complementarios. Que la Cámara cambie de nombre no es trivial y refleja un cambio social importante: explicita que el rol de representar a la ciudadanía corresponde a hombres y mujeres por igual. Define de otra manera el territorio, reconoce y abre posibilidades.

El lenguaje importa porque, en la práctica, se trató de un espacio mayoritariamente masculino, por mucho tiempo. Justamente por lo natural que ello resultaba es que fue necesario poner cuotas 60/40 para las parlamentarias. Y el efecto fue el esperado: hubo un aumento de la representación femenina. Las cuotas y el lenguaje inclusivo, que revelan el cambio logrado, son parte de la misma evolución.

Hoy debatimos por extender la acción afirmativa a las elecciones municipales y de gobernadores regionales, espacios donde la mitad de la sociedad ha estado absolutamente subrepresentada. Por coherencia, además de por necesidad, con el nuevo proyecto de ley que se discute en el Congreso esperamos que, lo que se logró para el Legislativo, deba regir también para las otras instancias de elección plurinominal a cargos públicos, transversalizando el principio de igualdad en la política.

Una vez que la ley se apruebe, si las listas para consejeros regionales y concejales tienen menos del 40% de candidatos/as del mismo sexo, serán rechazadas por el SERVEL. En eso ha habido acuerdo en la Comisión de Mujeres y Equidad de la Cámara de Diputados y, esta semana, en la Comisión de Gobierno Interior, a la cual asistieron los ministros Blumel y Plá.

Sin embargo, queda por resolver el financiamiento, un tema delicado pero necesario de zanjar si queremos que las mujeres puedan contrarrestar las desventajas con que compiten. Menos acceso a créditos, poco compromiso de sus partidos y, en definitiva, sólo una fracción de lo que reciben sus pares masculinos.

Sabemos que sólo cuando comience a ser habitual verlas en estos espacios, quedarán obsoletos los viejos temores sobre su falta de experiencia y se arraigará el cambio cultural. Ya se ha visto cómo en el resto del mundo la visibilidad de las mujeres en roles de conducción ha hecho que no sea novedad verlas al mando de los grandes organismos internacionales.

Pronto habrá base para hablar de consejeros y consejeras, alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas, porque las proporciones entre hombres y mujeres en esos roles serán más equilibradas. Porque queremos una democracia donde la ciudadanía esté mejor representada y donde quepan las diversas experiencias en temas clave como educación, salud, empleo, pobreza y tantos otros que, sabemos, afectan a las mujeres de manera distinta. Queremos, sobre todo, que los espacios se abran y que las niñas sepan que hay un lugar para ellas en la diversidad de ámbitos donde decidan cumplir sus sueños y aportar a la sociedad.

Columna publicada en Opinión de La Tercera, el jueves 15 de agosto.

Sala cuna: no podemos esperar más

Publicado por ComunidadMujer en Mujer y trabajo , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 3 agosto , 2019

Se cumplirá un año desde que el llamado proyecto de ley de Sala Cuna Universal entró a la Comisión de Trabajo del Senado. Inesperadamente, una ley que debe enmendar en parte el castigo a la maternidad en el mercado laboral que significa el actual estado de cosas, se ha demorado más allá de lo imaginable.

El proyecto es un paso adelante clave para modernizar esta normativa indispensable para el desarrollo sostenible de nuestro país. Una que, además, permitirá equiparar los costos de contratación entre mujeres y hombres y solucionar, en parte, la brecha salarial de género en su variable más estructural.

Que la carga económica que significa el financiamiento de la sala cuna se aplique solidariamente -vía cotizaciones del empleador por igual a hombres y mujeres- es indudablemente un avance. Se suma a la extensión del derecho a sala cuna a madres que no lo tenían y, también, a la posibilidad de que, tanto el padre como la madre trabajadora, puedan decidir en conjunto quién opta a este beneficio social para sus hijos/as menores de dos años.

COLUMNA: Fernanda y Gabriela

Publicado por Mercedes Ducci en Género y educación , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 14 julio , 2019

Por Mercedes Ducci Budge, presidenta de ComunidadMujer

A julio de 2019, en Chile se registran 24 femicidios consumados y 54 frustrados, según datos del Ministerio de la Mujer. Con la Ley Gabriela se pretende ampliar la tipificación del delito de femicidio para incluir los casos de los homicidas que no tienen una relación formal con la víctima. ¿Podrá también significar que las muertes de mujeres sean tratadas con un respeto mayor? Tal vez eso tarde más.

El viernes recién pasado fue el funeral de Fernanda Maciel. Justo en la semana en que dio su primer paso en el Senado el proyecto que asegura el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, con la aprobación transversal de la idea de legislar. La misma semana en que la llamada Ley Gabriela entró en su última etapa de discusión, para que la calificación de femicidio se aplique a cualquier asesinato contra una mujer a causa de su género. Gabriela Alcaíno y su madre fueron asesinadas por un ex pololo de la joven, que no será juzgado por femicidio por no ser marido ni conviviente.

¿Podrán estas leyes ayudar a las otras mujeres que hoy están en peligro?

Fernanda era una mujer de 21 años, que iba a tener una hija a quien ya había llamado Josefa. Salió un día de su casa a las cuatro de la tarde y no volvió jamás. Luego, su caso se hizo conocido por todos y ha sido objeto de especulación durante más de un año en los medios.

COLUMNA: Pura ganancia

Publicado por Alejandra Sepúlveda en Mujer y trabajo , Mujer y trabajo , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 30 junio , 2019

Por Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de ComunidadMujer

Hace pocos días, una de las gigantes de las Telecomunicaciones anunció en Chile que entregará ocho semanas de posnatal masculino, con remuneración completa, a los 1.030 potenciales padres trabajadores de la compañía. Esto es, siete semanas más de lo que estipula la ley que, hasta ahora, obliga al empleador a hacerse cargo de este permiso por el nacimiento de un hijo o hija.

Se trata de un caso excepcional, digno de imitar, en un país donde es difícil pesquisar qué están haciendo las empresas respecto de este descanso legal, actualmente de sólo cinco días, y donde ya sabemos que el Permiso Posnatal Parental (PPP) con cargo del fisco no ha logrado cumplir con una de sus grandes promesas: la corresponsabilidad. La figura de que la madre transfiera al padre un tiempo de su posnatal para estar con el recién nacido se ha transformado en una opción incierta o derechamente imposible: en promedio, al año, se otorgan 100 mil PPP y los traspasados al padre no superan los 224, esto es el 0.23% (SUSESO, 2018).

COLUMNA: La transparencia y el poder de la ciudadanía

Publicado por Mercedes Ducci en Liderazgo , Mujer y trabajo , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 17 junio , 2019

Por Mercedes Ducci Budge, presidenta de ComunidadMujer

En todo el mundo las personas comienzan a tomar en cuenta factores éticos para poner su confianza en las empresas. Para éstas, la relación con sus colaboradores y también con las comunidades comienza a ser vital. En Chile están dadas las condiciones para que, si avanzamos en conciencia y en transparencia, las personas comunes y corrientes seamos las que empujemos las puertas que aún no se abren.

Ahora sí que parece que el cambio está entrando en los corredores del poder en Chile. Lo más sintomático y reciente: el Colegio de Abogados. Las mayorías de cada lista para integrar el Consejo de esta entidad para el período 2019 – 2023 las obtuvieron mujeres quienes, incluso, debieron ceder dos cupos a los hombres para conservar los equilibrios.

En SOFOFA, la elección de consejeros también marcó un hito: la participación de las mujeres este año se duplicó, tras la elección de seis nuevas integrantes. Tal parece ser que, lo que no logramos en los directorios y gobiernos corporativos de las empresas, poco a poco comienza a pasar en otros espacios que, hasta hace poco, eran homogéneamente masculinos.

En el caso del Colegio de Abogados, el factor que gatilló el cambio está claro: se habían establecido cuotas de género y el presidente del Colegio apoyó el proceso. Las cuotas operan como puentes para cerrar las brechas y, con el tiempo, probablemente, no serán necesarias. Pero ahora lo son. En ese sentido, la aprobación en general en la Cámara de Diputados de la Ley de Cuotas para las elecciones municipales y de gobernadores, es un paso fundamental y también va en la dirección correcta.