downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Opinión

Columna: La resistencia de los partidos

Publicado por Alejandra Sepúlveda en Mujer y política , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 27 enero , 2017

Por Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de ComunidadMujer 

La nueva ley que sustituye el sistema electoral binominal por uno de carácter proporcional y que fortalece la representatividad del Congreso fue aplaudida inicialmente, al ser vista como una oportunidad de contar con una medida para mejorar los hasta ahora bajos niveles de participación política de mujeres en el Congreso Nacional.  La ley vigente consagra la conformación paritaria (40%-60%) de las listas de candidaturas para legisladores/as y entrega a los partidos políticos y a las candidatas recursos adicionales por la elección de mujeres.

El espíritu de la normativa es generar un cambio social que pasa por una mejor distribución del poder político y avanzar hacia la paridad en el Congreso. Pero la alegría no ha durado mucho y se comienzan a escuchar voces que, por ejemplo, plantean que la ley constituye un “alto riesgo”, pues para los partidos no es una prioridad llevar mujeres, porque históricamente nunca han alcanzado un 20% de candidatas.

También hay quienes aseguran que existen dificultades para convocar a mujeres, sobre todo cuando el mecanismo de elección interna de candidatos no cuadra con el cumplimiento de la normativa. Otros derechamente realizan una interpretación de la ley, planteando que el 40% de candidatas que se exige considera al total de senadores y diputados, y no a cada cámara por separado.

Columna: Constitución, ciudadanía y mujeres

Publicado por Alejandra Sepúlveda en Mujer y política , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 11 agosto , 2016

Por Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de ComunidadMujer junto a Jessica González, directora de Proyectos de ComunidadMujer.

Los Cabildos Regionales realizados el fin de semana vienen a cerrar una etapa donde la ciudadanía pudo participar de manera activa y protagónica en la construcción de las bases de una nueva Constitución para Chile. Fueron miles las mujeres y los hombres llamados a ser parte de este debate. Para quienes participamos del proceso, sorprendió el optimismo y compromiso en las jornadas vividas donde se fueron plasmando las ideas y sentires para la construcción de un país más inclusivo y representativo de lo que hoy somos y aspiramos a ser como sociedad.

La equidad de género aparece como un principio y valor fundamental que debe sustentar la Carta Magna y, a su vez, la igualdad de género como un derecho que se debe establecer entre mujeres y hombres y en la sociedad en su conjunto.

Columna: Las mujeres y la nueva Constitución

Publicado por Alejandra Sepúlveda en Mujer y política , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 29 marzo , 2016

Por Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de ComunidadMujer

Sólo un 17% de mujeres integra el Consejo de Observadores nombrados por la presidenta Bachelet para “garantizar la transparencia” de los diálogos que tendrán lugar entre abril y octubre, a fin de recoger las bases ciudadanas para una nueva Constitución. Mal comienzo para un proceso con tal importancia y envergadura, que sentará las bases del ordenamiento jurídico y las reglas del juego democrático para las próximas décadas en nuestro país.

¿Por qué importa la presencia paritaria de mujeres en todo el proceso constituyente? ¿Se trata de una idea antojadiza? Por supuesto que no. Después de más de 10 años de debate, la reforma que reemplazó el sistema electoral binominal incorporó el principio de equilibrio de género como requisito para conformar listas de candidaturas. Las cuotas, ampliamente utilizadas en América Latina y el mundo desde comienzos de los 90s, fueron aprobadas a partir del convencimiento que una dimensión clave y esencial de la representación en democracia implica la presencia equilibrada de mujeres y hombres en la toma de decisiones. Ese mismo principio fue aplicado después, con amplio consenso, en la nueva ley de partidos políticos.

Por lo tanto, el que ellas estén, es relevante como parte del principio básico de igualdad que sostiene todo régimen democrático y también porque tiene un efecto en el contenido y forma de la deliberación. Las decisiones que adoptan instituciones con predominio masculino no son las mismas que cuando las mujeres pueden opinar, debatir, decidir.

Columna: La ley de partidos políticos, más allá de las intenciones

Publicado por Alejandra Sepúlveda en Institucionales , Institucionales , Mujer y política , Mujer y política , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 3 septiembre , 2015

Por Alejandra Sepúlveda, Directora Ejecutiva de ComunidadMujer y Carolina Carrera, Presidenta de Corporación Humanas

Tras días de silencioso trabajo, un grupo transversal de diputados presentó indicaciones a la ley de partidos políticos para resolver la lamentable ausencia de definiciones que aseguren la presencia de mujeres al interior de las colectividades.

Tal como informó este medio, el proyecto del Ejecutivo sólo manifiesta la intención de generar una mayor inclusión, pero no se fijan criterios para ello y, por tanto, deja a voluntad de los partidos la “posibilidad” de ponerlos en marcha. Con todo, el actual 16% de mujeres que participa en dichas directivas es reflejo de que, sin obligatoriedad ni sanción por incumplimiento, el principio de paridad es imposible de alcanzar.

En la medida que este proyecto propone que los partidos se conviertan en corporaciones de derecho público –financiadas con recursos de todos y todas- no sólo es deseable, sino exigible el cumplimiento de normas de democracia interna, como la representación equilibrada de mujeres y hombres.

Columna: Ley de cuotas electorales ¿regalar el cargo o igualar la cancha?

Publicado por Alejandra Sepúlveda en Liderazgo , Mujer y política , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 30 julio , 2015

Costó años pero finalmente ocurrió. El pasado 27 de abril la Presidenta Michelle Bachelet promulgó una de las más esperadas reformas políticas de la democracia chilena, poniendo fin al sistema electoral heredado de la dictadura de Pinochet e introduciendo el mecanismo de cuotas de género.

La discusión fue ardua y acalorada. Cambiar este sistema suponía alterar el mapa político de fuerzas, donde muy pocos partidos gozaban de una hegemonía blindada por pactos de conveniencia y la fórmula ficticia del binomial. Hasta ahora cada bloque presentaba dos candidatos por distrito, pero finalmente era elegido el aspirante de la lista más votada por conglomerado, lo que provocaba que no necesariamente llegaran al Congreso los favoritos de la ciudadanía. Tampoco los partidos más chicos o con proyectos alternativos. Y aún menos las mujeres.