downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Opinión

Columna: Sala cuna, el juego de suma cero

Publicado por Mercedes Ducci en Género y educación , Género y educación , Institucionales , Mujer y trabajo , Mujer y trabajo , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 11 septiembre , 2018

Por Mercedes Ducci B., presidenta de ComunidadMujer y Alejandra Sepúlveda P., directora ejecutiva

Las discusiones de política pública que refieren a infancia y parentalidad suelen plantear un falso juego de suma cero: como si aquello que es ganar en derechos para las y los niños, debiera comportar una cesión de estos, especialmente para sus madres. Y a la inversa.

Estos días, el debate generado por el envío al Congreso del proyecto “sala cuna universal”, recuerda esa aparente contradicción. La propuesta es claramente una reforma pro-empleo de las mujeres, muy esperada por quienes trabajamos por la igualdad de género. Pero, en los hechos, las principales críticas han venido de sectores vinculados a educación, planteándola casi como una reforma a la Educación Parvularia.

Opinión: Sala cuna “universal”

Publicado por ComunidadMujer en Institucionales , Mujer y trabajo , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 10 agosto , 2018

Es una de las reformas pro empleo de las mujeres más esperadas. El proyecto de sala cuna “universal” es un avance significativo que valoramos y una necesaria reforma al Código del Trabajo que venimos impulsando hace una década desde la sociedad civil. Esta ley hará accesible el mercado del trabajo a más mujeres y facilitará el ingreso al mercado laboral a aquellas cuyos requerimientos familiares no les permiten trabajar remuneradamente.

Sin embargo, al no incluir a los hombres, dejó un flanco pendiente y una aspiración largamente defendida: la corresponsabilidad parental, pues no contempla la posibilidad de que los hombres trabajadores tengan, también, acceso universal a derechos de cuidado para sus hijos e hijas. Esta era la oportunidad de avanzar en la redefinición de los roles de padre y madre, aspecto clave que esperamos se discuta e integre en el Congreso.

Destacamos el aumento de la cobertura del beneficio, al eliminar la barrera de las 20 mujeres en una empresa y al incorporar a las trabajadoras de casa particular y las independientes que cumplan con ciertos requisitos.

Valoramos, también, la creación del fondo nacional, al que concurrirán todas las empresas, pagando un 0,1% de cotización por cada trabajador o trabajadora, en una suerte de corresponsabilidad social. Se eliminaría, así, el costo directo a la contratación de mujeres, uno de los efectos más nocivos que tiene la ley vigente.

La expectativa es alta. Corresponsabilidad social y parental debieran ser elementos esenciales de esta reforma para que su aplicación tenga un impacto real en la participación laboral de las mujeres y en el cierre de las enormes brechas económicas y culturales de género que aún enfrentamos.

Mercedes Ducci, Esperanza Cueto, Andrea Repetto, Janet Awad, Alejandra Mizala, Paula Escobar, María Teresa Ruiz, Marcela Ríos, Carla Lehmann, María Elena Wood, Alejandra Sepúlveda, directoras de ComunidadMujer

Carla al director publicada el viernes 10 de agosto en El Mercurio

Columna: El nudo de la desigualdad

Publicado por Mercedes Ducci en Mujer y trabajo , Noticias , Noticias destacadas , Prensa Escrita , Fecha 24 julio , 2018

Por Mercedes Ducci, presidenta de ComunidadMujer

Para que las niñas nazcan y se desarrollen en un país con iguales derechos y oportunidades, urge un cambio cultural en corresponsabilidad y cuidado. Ahí está el nudo de la desigualdad laboral.

Las mujeres ganan casi un 30% menos en ingreso medio que los hombres, según la última Encuesta Suplementaria de Ingresos del INE. Un recordatorio de que necesitamos convertir nuestra reciente epifanía sobre la desigualdad entre hombres y mujeres en un cambio real en las políticas públicas. Ahora.

Aunque la mayoría de las tomas en las universidades terminaron, la conversación ya cambió. Se rompió el automatismo que hacía ver como obvia y natural la desigualdad de género, como si las cosas debiesen ser así por obra de la naturaleza. Este es un momento en que son posibles hitos importantes. Y también, hay riesgos de que las peticiones sean trivializadas y se pierda el impulso original.

Columna: Lo que la sociedad pierde con la educación sexista

Publicado por Comunicaciones CM en Género y educación , Noticias , Fecha 1 junio , 2018

Por Alejandra Mizala Consejera de ComunidadMujer y Directora Centro de Investigación Avanzada en Educación y académica en Ingeniería Industrial de la U. de Chile

Fuente: Diario La Tercera

Desde hace más de 10 años el porcentaje de mujeres en la matrícula universitaria de primer año supera el 50%. Sin embargo, las mujeres estudian mayoritariamente carreras de la salud (en ellas, el 73% de la matrícula son mujeres), de educación (72% de la matrícula) y de ciencias sociales y humanidades (61%). ¿Por qué ocurre esto? En parte debido a que las mujeres “huimos” de las matemáticas. En efecto, hay una clara brecha de género en contra de las mujeres en la PSU de matemáticas, la que se acrecienta significativamente en los puntajes altos de esta prueba. La explicación reside, en gran medida, en los estereotipos de género en relación a las matemáticas, que se dan en el hogar y la escuela.

Columna: Mujeres en economía: ¿cómo andamos por casa?

Publicado por Josefina Court en Mujer y trabajo , Noticias , Noticias destacadas , Fecha 29 mayo , 2018

Por Andrea Repetto, directora de ComunidadMujer y Espacio Público

Una mayor diversidad de género entre los economistas enriquecería el debate y las políticas.

La ciencia económica ha descrito por décadas el fenómeno de la discriminación con un foco particular en la inserción de las mujeres en el mercado laboral y en espacios de poder. Algunos economistas creen que estas discriminaciones desaparecen solas, producto de la acción del mercado, pues ahí primaría el mérito y la eficiencia. Otros creen que se necesita de regulaciones para repararlas, por ejemplo, de cuotas transitorias en algunas posiciones de poder.

En lo que sí parece haber bastante acuerdo es en que regulaciones como la exigencia de proveer servicios de sala cuna a las empresas que contratan a 20 o más trabajadoras y las normas del Régimen de Sociedad Conyugal limitan el desarrollo laboral y la autonomía de las mujeres. También hay acuerdo en que con ello el país pierde en productividad y equidad.