downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Noticias

Consuelo Saavedra: “Me preocupa cuando en cualquier empresa hay demasiados hombres tomando decisiones”

ComunidadMujer CONSUELO Institucionales Liderazgo Noticias Noticias destacadas

Fuente y foto: diario La Segunda

La conductora y representante de los trabajadores en el directorio de TVN habla de los recientes casos de acoso sexual.

Por Rodrigo Garrido T.

De Consuelo Saavedra se podrían decir muchas cosas. Decir por ejemplo que, al final de esta nota, ingresaba a su segundo directorio a representar a los trabajadores de TVN. Que a partir del lunes cambiará de pareja… Sí, porque comenzará una nueva etapa en la conducción de “24 Horas” junto al periodista Gonzalo Ramírez. Pero también se puede contar que desde hace 5 años pertenece al directorio de una agrupación que se llama ComunidadMujer, desde donde ha impulsado ley de cuotas y sobre todo la incorporación laboral y política. Es voz autorizada para hablar del tema del momento en Chile.

—¿Se hace necesaria una neo-masculinidad en la TV?

—La TV es un reflejo del país. Me preocupaba que la generación joven creía que estos temas estaban superados y la idea de que la cultura machista se iba a superar por la sola incorporación de la mujer en el ámbito universitario y por tener autonomía económica. Yo pensaba: “Las más jóvenes no saben que el machismo sigue y está muy enquistado, y no sólo tiene que ver con condiciones económicas”.

—Es un asunto de poder.

—Por eso me alegra que estén saliendo estos casos a luz, aunque creo que llegó un poco tarde, pero es un tema que se da en la TV, en cualquier empresa, en la calle, en la micro. Yo no quiero un mundo aburrido en donde no podamos ni coquetear, y en ese sentido creo que no todas las relaciones entre hombres y mujeres las podemos reducir o mirar desde el prisma del género. No quiero que mis hijos ni yo vivamos apresados, pero sí vivir en un mundo donde las cosas las consensuemos; donde el no sea no, por parte del hombre y de la mujer, y donde no haya abuso de poder si al final todo tiene que ver con eso: con el abuso de poder llevado a lo físico donde el hombre tiene cierta superioridad.

—Cuando escucha decir que el abuso siempre existió en la TV, ¿qué siente?

—Yo me muevo hoy en el departamento de prensa. Llevo años en la TV, he visto acoso sexual, he sufrido acoso laboral cuando más chica, pero también entiendo que no puedo medir el ayer con la vara de hoy.

—Pretende guardarse ese secreto.

—Creo que sí. Probablemente hay gente que lo sabe, no es algo que nunca haya conversado, pero no puedo medir el pasado de hace 25 años con la vara cultural de hoy. Las cosas cambian y no voy a ir a apuntar con el dedo a hombres que fueron criados de otra forma.

—Recibió una insinuación del tipo: “Yo te hago famosa”.

—Es que no quiero entrar en detalles. Sólo quiero decir que la mayoría de las mujeres en medios o en empresas han sufrido situaciones desagradables con compañeros varones, algunos con posición de superioridad en la jefatura u otros de pares. No hay mujer que no haya sufrido una situación desagradable y eso no tiene por qué ser. Realmente no tenemos por qué aceptar una sociedad donde uno llegue a su trabajo con miedo o incómoda o teniendo que andar escapándote de alguien. Eso no está bien. No queremos eso para nuestros hijos.

La deuda de los medios

—¿Tiene fe en Chile y su futuro en temas de acoso?

—Creo que los cambios culturales se van dando de a poco y van evolucionando y se van instalando nuevas formas de ver las cosas, y por eso yo me preocupo y me sorprende que el acoso sexual siguiese ocurriendo el 2017, porque esa conversación ya estaba más o menos instalada. Todos lo hemos visto y me preocupa por una parte que veamos acoso sexual en la industria de la TV hace tan poco. En lo personal pensé que ya estaba superado. Cuando salió lo de Harvey Weinstein pensé que iban a salir miles de historias, pero historias viejas, no pensé que iban a salir historias tan recientes.

—¿Usted conocía algunas?

—No. Y si las conociera en mi ámbito laboral las denunciaría, las atacaría y las resolvería. A mí me preocupa cuando en cualquier empresa hay demasiados hombres tomando las decisiones.

—Como acá en TVN.

—Yo he sido súper crítica y en el último libro de ComunidadMujer escribí un texto al respecto sobre la cantidad de hombres en jefaturas de poder y me pregunto si eso influye en la manera en que cubrimos las noticias. Tomé un diario y un noticiero un día y es brutal el resultado en términos de cuántas mujeres aparecen como fuentes, cuántas aparecen como dueñas de su vida o entrevistadas como víctimas. Cuántas mujeres escriben cartas a los diarios, cuántas mujeres están escribiendo columnas, cuántas son editoras generales, jefas de prensa o directoras máximas en los medios. En eso estamos súper en deuda en los medios de comunicación. Siempre me peleo acá porque hay muchos editores hombres, yo los estimo, son mis amigos y por eso mismo voy al choque y les peleo aunque me acusen de latera, feminazi o lo que sea.

—No diga feminazi, es peyorativo.

—Depende, también te lo puedes apropiar, la Kena Lorenzini dice ser feminazi a mucha honra. Ahora, yo no lo digo en defensa del nazismo, ni nada parecido… en el mundo de la corrección política tenemos que precisarlo.

—¿Cómo cree que será recordada esta etapa en la cual se discute tanto el rol de la mujer?

—Siempre hubo etapas en las que se avanzó de a poquito. Primero el derecho a voto, la píldora anticonceptiva, que significó mucho para el empoderamiento de la mujer y la búsqueda de su destino si al final tiene que ver con eso: cómo hombres y mujeres tenemos que estar de acuerdo en cómo queremos vivir nuestras vidas juntos, separados y de qué manera queremos interactuar. Hoy estamos disputando el espacio del poder, pero no es el espacio final. Probablemente es una oleada y se instalará la barrera un poquito más allá y luego seguiremos hablando de otras cosas.