downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Noticias

72% de jóvenes que no estudian ni trabajan son mujeres, la mayoría hace tareas del hogar o cuida a sus hijos

Fuente: El Mercurio

Son conocidos como los “ninis”, porque no estudian ni trabajan remuneradamente, y no es que no hagan nada, pues en su mayoría tienen otras labores diarias. Este grupo se ha reducido significativamente en nuestro país en los últimos 25 años. Si en 1990 el 25% de los jóvenes de entre 15 y 29 años estaba en esta situación, en 2015 el porcentaje se redujo a 12,8%.

Esa es la buena noticia. La mala es que 72% del total de los ninis son mujeres, 395 mil mujeres de 545 mil ninis. Una brecha importante pese a que en 25 años las mujeres ninis se redujeron a la mitad y los hombres subieron 8,4%.

Las razones para no estudiar ni trabajar remuneradamente también difieren entre hombres y mujeres.

Dos tercios de las mujeres ninis tienen una tarea diaria: un grupo esgrime razones de maternidad o embarazo (32,8%) y otro tanto (33,5%) realiza tareas de la casa. Mientras que en los hombres estas actividades disminuyen al 0,5% y 3,5%, respectivamente, y aumentan otras razones como busca trabajo cuando lo necesita o tiene trabajo esporádico. Además, el 17,7% de los hombres ninis dice que no tiene interés en estudiar ni trabajar, argumento que da solo el 4,2% de las mujeres..

Así, las actividades no remuneradas son una barrera mayor para las mujeres que para los hombres, dice Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de ComunidadMujer.

“Las mujeres tienen muy pocas posibilidades de pensar en una carrera larga o incluso de hacer una capacitación más corta en oficios, porque están trabajando una jornada completa dentro de la casa. Para los hombres, la barrera de ingreso al mundo laboral es mucho más baja”, asegura. De hecho, si se mide en horas destinadas a labores no renumeradas, las mujeres superan las ocho horas diarias, es decir, casi una jornada completa, y los hombres destinan solo 2,7 horas a estas actividades.

La brecha se mantiene si se analiza por nivel educacional. De todos los hombres que ya cursaron la educación básica, solo el 16,1% es nini versus el 45,1% de mujeres.

“Entre 19 y 24 años está el grueso de los hombres ninis, pero a medida que avanzan en edad terminan involucrándose en el trabajo remunerado. En cambio, en el caso de las mujeres incluso llegando a los 30 años no se incorporan al trabajo remunerado”, dice Nicolás Aros, investigador del Área de Estudios de ComunidadMujer.