downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Opinión

Alejandra Sepúlveda “Falta voluntad política para hacer efectivas las cuotas de género”

Fuente: La Segunda
Suit-677x300

Por Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de ComunidadMujer

Hace tiempo que Comunidad Mujer viene promoviendo las cuotas de género como mecanismo para potenciar la presencia femenina en los cargos de elección popular. Por eso, cuando dirigentes de la Nueva Mayoría dicen que es difícil acordar una lista parlamentaria común con el piso legal de 40% de candidaturas de un sexo, su directora ejecutiva, Alejandra Sepúlveda, advierte que “esa argumentación va contra el espíritu de la ley, que es contar con un parlamento más diverso e inclusivo y, por ende, una democracia más representativa”.

“Vemos que falta voluntad política para hacer efectiva la normativa, porque hay una inercia y se sigue operando bajo la lógica de listas constituidas principalmente por hombres. Promover candidaturas femeninas obviamente implica una negociación y ceder espacios de poder, dando lugar al recambio y la emergencia de nuevos liderazgos”, recalca Sepúlveda.

—¿Hay barreras objetivas que dificulten mayor presencia de candidatas?

—Las barreras son múltiples pero su origen es común y tiene que ver con prácticas conservadoras en los partidos respecto de la participación de las mujeres. Estas prácticas las invisibilizan como sujetos políticos y tienden a poner a los hombres como referentes. Las listas son negociadas y elaboradas por hombres y las mujeres cuentan con menos redes de apoyo en estos circuitos, lo que hace más difícil el ser propuestas para competir. estos circuitos, lo que hace más difícil el ser propuestas para competir.

—¿Hay real disposición en los partidos a cumplir la ley?

—Es un escenario en construcción. Hay partidos políticos que están realizando un ejercicio activo de búsqueda de candidatas. Cabe destacar que la militancia de las mujeres en los partidos es de un 50,4%, es decir, hay masa crítica para la búsqueda de candidatas. Pero es importante insistir en que dicha nominación debe contar con posibilidades reales de elección y no registrar sólo los nombres de las mujeres para dar cumplimiento a la ley o ir de meras acompañantes en las listas.

Columna publicada en La Segunda, el lunes 30 de enero de 2017