downloademailfichalinklocationpdf phonepresentacionquotesearch sharevideo

Opinión

Un nuevo modelo social para la igualdad

En el último índice de desigualdad de género del World Economic Forum, que considera cuatro dimensiones: salud, educación, política y economía, Chile se sitúa en el lugar 48 de 134 países. No obstante esa posición general, cuando se considera el sub índice de participación económica y oportunidades que pondera el desempeño de los países en este campo, Chile baja estrepitosamente al puesto 108.

Ese ranking, como otros, refleja nuevamente que estamos al debe con las mujeres en nuestro país, a pesar de lo mucho que se ha avanzado y el esfuerzo que, en primer lugar, han hecho ellas para acceder al mercado del trabajo. Así es, en las últimas dos décadas la participación laboral femenina aumentó unos 15 puntos porcentuales. En este tiempo también ha habido un aumento significativo, gradual y progresivo de los años de escolaridad de la mujer. Ello nos permite proyectar que las próximas generaciones se desenvolverán necesariamente en mayores niveles de igualdad.

Pero la foto de hoy, muy bien reflejada por el World Economic Forum, es preocupante. La participación laboral femenina, por ejemplo, a pesar de los avances, aún es muy baja (en torno a 46% según cifras de INE), tanto si nos comparamos con países de la región como con los países de la OCDE. Además, la foto actual refleja que, aún cuando acceden al mercado de trabajo, las mujeres tienen menos oportunidades que los hombres: ganan menos por la misma tarea realizada, se ocupan en pocos sectores de la economía (comercio y servicios fundamentalmente) y dentro de éstos, en pocos oficios (tareas de limpieza, ventas, recepción principalmente). Por otra parte, la situación laboral de las mujeres es más precaria y en menor proporción que los hombres, ellos acceden al mercado de trabajo formal.

¿Cuál es el origen de tan importante desigualdad? El que durante siglos las mujeres hayan estado confinadas al mundo privado y, al querer salir de ese cascarón, hayan seguido siendo las principales responsables de las tareas de cuidado de los hijos y otras personas dependientes, así como de las labores domésticas. Este, que en esencia es un rol fundamental de todo ser humano, pone a las mujeres en profunda desventaja, al no ser compartido de manera equitativa con los hombres.

Ellas siguen cargando con todo el costo de la maternidad y hemos tenido que avanzar una década del siglo XXI para que recién se empiecen a debatir en serio en Chile las reformas al sistema de protección a la maternidad que se requieren para que ese costo sea asumido, con corresponsabilidad, por los trabajadores y trabajadoras con responsabilidades familiares y la sociedad en su conjunto. Ese es el objetivo de ComunidadMujer, el que hemos hecho ver en las instancias de decisión y el que esperamos quede reflejado en el proyecto de Ley sobre Protección de la Maternidad que debe enviar el gobierno para su discusión en el Congreso y que hoy se encontraría en evaluación en la Secretaría General de la Presidencia.

Si nuestro desafío como país es fortalecer las oportunidades de las mujeres, esto pasa necesariamente por reestructurar el modelo tradicional y facilitar el tránsito de la mujer al mundo público y del hombre al mundo privado. Ello requerirá un profundo cambio social y cultural al que vemos están más dispuestas las generaciones jóvenes. No hay otro modo de aumentar la inserción de la mujer en el mundo del trabajo, que hoy va desde el 45% en el caso del primer quintil de ingresos hasta el 72% en el caso del quinto quintil, según datos de nuestra encuesta Voz de Mujer Bicentenario de ComunidadMujer.

Nuestro desafío país es combatir la pobreza desde el mundo del trabajo, generando más participación de la mujer, favoreciendo su autonomía económica en un marco de mayor protección social y calidad laboral.

Aquí hay un campo fértil para mejorar la calidad de vida de las mujeres, los hombres y sus familias. En este bicentenario, ComunidadMujer propone avanzar hacia un nuevo modelo social que favorezca la igualdad y el bienestar.

Alejandra Sepúlveda P.
Directora Ejecutiva (S)
ComunidadMujer

Columna publicada en Diario Pyme, el 18 de noviembre de 2010.